RSI

Logo ruralvía

 Español
Buscador
Mapa Web

Política de Riesgos Penales y Antisoborno

Objetivo

El Consejo de Administración y la Dirección General de RSI, cumpliendo con lo establecido en el Código Penal y las normas UNE 19601:2017 (“Sistemas de Gestión de Compliance Penal”) y en la ISO 37001:2017 (“Sistemas de Gestión Anti-bribery”), aprueba la siguiente Política de riesgos penales y antisoborno.


Alcance

La presente política es de alcance general y por tanto se aplicará a todo RSI. Su aplicación, conocimiento y cumplimiento se exigirá a todo el personal de la compañía (direcciones y empleados), a cualquier compañía presente o futura que intervenga en los procesos y servicios de RSI y, en general a todas aquellas partes interesadas y personal de socios de negocio con relación habitual con la organización.

***

1 . Objetivo

RSI desarrolla sus actividades en el sector tecnológico con importante incidencia de normas regulatorias, colaborando con las principales entidades financieras, dónde las expectativas de los clientes, la sociedad y los organismos reguladores tienen una gran exigencia en el cumplimiento de los requisitos aplicados a soluciones tecnológicas.

En RSI tenemos como objetivo desarrollar nuestras actividades con un cumplimiento de todos los requisitos normativos, legales y reglamentarios que nos aplican por las características de nuestros servicios, así como poder asegurarlo tanto internamente, como a nuestros clientes, sociedad y resto de partes interesadas.

Por ese motivo, el Consejo de Administración y el Director General, promoverán la existencia en RSI de una cultura de cumplimiento normativo, basada en los más altos estándares éticos, practicando una política de tolerancia cero respecto de los riesgos penales y de soborno, así como estableciendo medidas tendentes a su prevención, detección y gestión tempranas, prohibiendo la comisión de cualquier hecho delictivo.

Con la presente Política queremos conseguir, principalmente:

  • Poner en conocimiento del Comité de Dirección/direcciones, responsables de departamentos, empleados, así como de las organizaciones con las que participamos en nuestras operaciones, que el desarrollo de nuestras funciones debe estar basado en todo momento en el cumplimiento de las leyes y normativas aplicables, de nuestro Código Ético y, por ende, de nuestros principios y valores éticos.
  • Definir el marco para el desarrollo de nuestro Sistema de Gestión de riegos penales y antisoborno y, para la definición de nuestros objetivos, encaminados a la mejora de su eficiencia.

La presente Política será de aplicación a la Alta Dirección, al Órgano de Gobierno, a los Directores de área, responsables de departamentos, empleados y socios de negocio y, alcanzará a todos los procesos y actividades que se desarrollen en RSI, de acuerdo con lo establecido en el documento de alcance, contexto y partes interesadas de los sistemas de gestión de riesgos penales y antisoborno.

 

2 . Fines de la Organización

PRINCIPIOS

Los principios de actuación en los que se basa la presente Política de riesgos penales y antisoborno son los siguientes:

  • Responsabilidad
  • Integridad
  • Honradez y Honestidad
  • Tolerancia
  • Trasparencia
  • Buena fe
  • Compromiso
  • Solidaridad
  • Respeto
  • Confidencialidad


VALORES

  • Compromiso: Implicación e involucración tanto de todas las personas de RSI con los objetivos, proyectos, retos y resultados, como de la Compañía con todas las personas que la conforman. Todos hacemos RSI.
  • Orientación a la persona: Garantizar el trato entre las personas con respeto, igualdad, transparencia y objetividad, y realizar acciones que contribuyan al desarrollo personal y profesional de cada uno.
  • Orientación al cliente: Compromiso para satisfacer las necesidades y expectativas de cada cliente.
  • Colaboración: Trabajo en equipo y cooperación con el objetivo de alcanzar el fin común.
  • Innovación: Actuar de forma proactiva y desarrollar nuevas ideas y servicios, aportando nuevos enfoques y respuestas que contribuyan a la mejora de la calidad, la eficiencia y los resultados del negocio.

3 . Compromisos

Para el correcto cumplimiento de esta Política, RSI adquiere los siguientes compromisos:

  • Actuar conforme a la normativa vigente, el Código ético de RSI y las políticas y procedimientos internos.
  • Ser congruentes con los principios de RSI: responsabilidad, integridad, honradez y honestidad, tolerancia, transparencia, buena fe, compromiso, solidaridad, respecto y confidencialidad.
  • Promover una cultura de cumplimiento y tolerancia cero a la comisión de hechos ilícitos y fraudulentos.
  • Prohibir la realización de conductas susceptibles de ser consideradas soborno.
  • Desarrollar, apoyar y mejorar constantemente, el Sistema de Gestión de riesgos penales y antisoborno, que permite identificar, evaluar y gestionar los riesgos de incumplimiento que se puedan dar en nuestros procesos, para minimizar la exposición de RSI a los mismos. Para ello, RSI ha elaborado un Mapa de Riesgos que proporciona una visión global de los potenciales riesgos que se podrían materializar en el seno de la organización con el fin de identificarlos y prevenir su comisión.
  • Exigir y supervisar de manera constante el cumplimiento de toda la legislación penal y de prevención de soborno que nos aplica en nuestras operaciones.
  • Asegurar la mejora continua del sistema de gestión de riesgos penales y antisoborno. Toda la información obtenida y gestionada en el proceso de seguimiento y evaluación será utilizada para detectar oportunidades de mejora y adoptar acciones tendentes a optimizar el Sistema de Gestión de riesgos penales y antisoborno de RSI de manera continua.
  • Definir y revisar la consecución de los objetivos de compliance penal y antisoborno.
  • Otorgar la autoridad e independencia necesaria al Compliance Officer como órgano autónomo para la supervisión del grado de eficacia y cumplimiento del Sistema de gestión de riesgos penales y antisoborno.
  • Fomentar entre los socios de negocio y partes interesadas el cumplimiento del artículo 10 del Código de Conducta de RSI, mediante la presentación de denuncias de actos de incumplimiento de la normativa legal, interna y externa de la organización o, en su caso planteando las dudas sobre el cumplimiento y/o incumplimiento que consideren. Se garantizará en todo momento que el denunciante no sea objeto de represalias y se protegerá su confidencialidad, para lo que se pone a su disposición nuestro Canal de Denuncias anónimo https://canaldenunciasrsi.globalsuitesolutions.com/rsi que asegura su independencia, confidencialidad y ausencia de represalias.
  • Apoyar la aplicación del régimen disciplinario aplicable de acuerdo con lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores, el Convenio Colectivo y el Código Penal, así como en cualquier otra normativa que sea de aplicación, que sancione conductas contrarias a las leyes y normativas aplicables, y a los requisitos de la presente Política y de nuestro Sistema de gestión de riesgos penales y antisoborno.

El Consejo de Administración se compromete al cumplimiento de la presente Política de riesgos penales y antisoborno, así como de los requisitos recogidos en el Sistema de Gestión que los desarrolla, y como evidencia de ello, procede a la aprobación del presente documento.

4 . Consecuencias del Incumplimiento

Los incumplimientos de la presente Política, del Código Ético o de cualquier otra política o procedimiento que forma parte del Sistema de Gestión de riesgos penales y antisoborno de RSI, que sean detectados con ocasión del proceso de seguimiento y evaluación, o bien por denuncia interpuesta a través del Canal de Denuncias o bien por cualquier otro medio, serán comunicados al Compliance Officer como responsable de la gestión de aquellos incumplimientos de los que tenga noticia.

El incumplimiento de la presente Política y la normativa interna relacionada puede dar lugar a sanciones laborales, sin perjuicio de las administrativas o penales que, en su caso, puedan también resultar de ello.

Podrá ser sancionado conforme a la normativa laboral los siguientes comportamientos:

  • El no denunciar un incumplimiento del presente Código cuando se tenga conocimiento del mismo.
  • El realizar denuncias falsas, con la finalidad de perjudicar a un tercero.
  • Realizar cualquier comportamiento discriminatorio o de acoso, contra una persona que haya realizado una denuncia.
  • El incumplimiento de lo dispuesto en la presente política.

El Régimen Disciplinario queda configurado por la legislación laboral vigente aplicable y, en especial, por los convenios colectivos vigentes de aplicación y el Estatuto de los Trabajadores.

Por otro lado, las consecuencias aplicables a socios de negocio sujetos a esta política (clientes y proveedores), podrían ser:

  • Rescisión de la relación contractual de las partes.
  • Responsabilidades reguladas en la normativa aplicable (civil, penal, mercantil, etc.).

Por último, en función de la gravedad de los hechos, estos podrán ser puestos en conocimiento de las autoridades.